Las señales de la vida

En la vida, en el amor, en el trabajo, siempre podemos ganar o perder, pero nunca debemos olvidar qué nos llevó hasta aquí. Nunca debemos dejar de buscar un objetivo concreto, algo que nos remueva por dentro y que nos haga avanzar. Muchísimas veces me he sentido perdida, pero a medida que pasaba en tiempo veía y leía que otras personas se sentían como yo, y que intentaban buscar el camino hacia la felicidad, que obviamente no es la misma para todos. Pero, ¿cómo se planteaban empezar a buscarla? ¿Cómo motivarte a avanzar si ni siquiera sabes hacia donde quieres ir? Si no tienes eso que te mueve, que te llama dentro, que te hace motivarte, ¿cómo poder encontrarlo? Cada día me hago esa pregunta intentando encontrar una respuesta, aunque siempre hay algo en mi que dice que la vida me da señales, y lo único que hay que aprender a entenderlas.

walk-1724919_960_720

La chica de la sonrisa infinita 

Anuncios

¿Qué es para mi escribir?

Creo que a todos se nos da bien aquello que nos sale del alma, esas prácticas que nos hacen felices y por las que intentamos mejorar día a día. No recuerdo cuando comencé a escribir pero sí se cuando fue mi primer cuento, con 10 años, sentada en mi habitación se me ocurrió una historia que quería compartir con el mundo. Y desde entonces no he parado de querer contarle a la gente que odio muchas cosas pero que también amo otras tantas. Que cuando algo te gusta te nace de dentro, te sale, te llena, te emociona.

Escribir para mi es una terapia, es soltar sentimientos de manera aleatoria, para descargar todo aquello que quieres decir en voz alta y no te atreves, o no sabes como. Escribir es poner tu dolor en un papel, y aunque esté ahí escrito, estará ahí y no en tu corazón. Es una manera de aliviar el alma y poder continuar con tu vida.

A todo el mundo que sufre le recomiendo escribir, decir todo lo que haya que decir, incluyendo aunque lo que ni siquiera hayas sido capaz de pronunciar nunca, para sentirte más calmado, para sentirte más en paz contigo mismo.

paper-3242863_1920

La chica de la sonrisa infinita 

Tú eliges

Quiéreme. Quiéreme de la forma que tú sabes, de esa manera que tienes de querer. Quiérete. De esa forma en que lo haces, y queriéndote para poder quererme a mí. Me he demostrado a mí misma que la vida hay que vivirla, que no la podemos pasar llorando. Que solo somos uno y no hay vuelta atrás, que hay que llevarse todo lo bueno que la vida nos ofrece. En el camino nos colocan personas donde cada una guarda una relación con nosotros. Algunas son familia, otros amigos, y otros ni siquiera son nada (otros lo son todo). Y aquí estás tú, siendo todo lo importante. Siendo la persona a la que elijo, la persona que elije y la persona que me elije. A lo largo del tiempo he aprendido una cosa: quédate con quien valga la pena. Con quien TÚ quieras tener a tu lado, dejándote de importar todo lo demás. Al fin y al cabo, la vida es tan maravillosa ya que tenemos el poder de elegir qué hacer en cada momento y de qué manera disfrutarla. Yo tengo claro que no pienso perder el tiempo ni las ganas de vivir y que, cuando eches la vista atrás en el momento que decidiste ser tú quien elegías, te enorgullezcas de que todo lo que hiciste con el corazón estuvo bien hecho.

Sed felices, la vida solo es una y sois vosotros quién elegís el camino. Nadie debe decidir por vosotros.

retocada 4

La chica de la sonrisa infinita

 

La vida sola

Me paso mucho tiempo sola, en mi casa, disfrutando de mi positiva soledad y de las cosas que hago y que me apasionan. Al ser hija única, aprendí a jugar sin necesitar a nadie y a pasar tiempo conmigo misma, y no me siento sola (dicho de una manera negativa) casi nunca. Sin embargo, muchas veces le tengo miedo a la soledad, y no a esa soledad en la que estoy en mi casa como siempre, sino a la soledad rodeada de gente, a esas veces en las que estás rodeada de personas que te hacen sentir más sola que acompañada. Le tengo miedo a esas veces, en las que no siento que tenga a nadie al lado que me pueda entender, esas veces en las que todo parece desvanecerse y quedamos yo y mis pensamientos y mi soledad, esas veces los pensamientos te juegan una mala pasada y la soledad te aporrea fuerte el corazón y te sientes sola, muy sola.

Le tengo pánico a que mi vida se desmorone y entonces, no tenga a nadie a quien confiarle mis sentimientos más profundos, a no encontrar a la persona que haga de mi soledad positiva un aburrimiento en comparación con lo todo lo que te pueden llegar a ofrecer estando acompañada.

Hay veces que sueñas, y también estás solo. Nadie que pueda ayudarte, nadie que pueda despertarte y decirte: ”es solo un sueño”. Cuando sueñas eres tú contra tus sentimientos, tus pensamientos, tu soledad, tus deseos.

Con todo esto intento decir que la soledad es maravillosa, si eres capaz de vivir en sociedad de una manera feliz y agradable. Si aun estando con gente te sientes solo, lo que necesitas es cambiar de compañía, y no huir de la soledad.

La chica de la sonrisa infinita

soledad

2017 de cambios

Cada año os cuento en el blog un resumen de cómo ha sido mi año y mis sensaciones a lo largo de él… Me encanta tener ese recuerdo porque soy más consciente de cuánto he aprendido, cuánto me he superado y cuánto he crecido como persona. Empecé el año diciendo que éste año me iba a sorprender, que 2017 era un año de cambios y así ha sido… Sinceramente no ha llegado a ser todo lo maravilloso que quizás podría haber sido, pero me he guardado mucho para el 2018, eso lo tengo más que claro.

Siendo honesta, el año no empezó para nada bien, me superó la ansiedad, la presión, el malestar… Pero ya puedo decir que todo eso mereció la pena, porque conseguí lo que me propuse. Fui dándole forma a mi futuro y tomé el camino que, por el momento, es el que quiero coger.

Por otro lado, he conocido a personas maravillosas, que me han hecho aprender mucho más de lo que otras lo hicieron, me han impulsado a llegar a donde yo quiera, han confiado en mi desde el primer momento, y me han ofrecido oportunidades de las que estoy eternamente agradecida.

También me desilusioné, lo admito. Las experiencias que no acaban como uno quiere siempre son decepcionantes, pero aún así tuve mil cosas que aprender. Además, me he dado cuenta de nuevo que ni el malo es tan malo ni el bueno es tan bueno. No os lo vais a creer pero me he convertido en una persona que confía y que a la vez es desconfiada, y aunque parezca ilógico, tiene una lógica aplastante. Estudiar me ha arrebatado un poco la inspiración, pero no hay que preocuparse, pronto volverá. Siento que no soy tan buena como antes en todo lo que hago pero a la vez es ahora cuando más en serio me estoy tomando las cosas que hago en mi vida. Soy yo quien decide cómo, dónde y cuando.

Creo que tengo una gran suerte porque el amor lo tengo al lado cada día, y ya, ya sé eso de qué afortunada eres, y sí mira, sí que lo soy, pero también he aprendido mucho durante todo este año sobre el amor y las relaciones. He empezado a comprender muchos tipos de relaciones, las manera que hay de relacionarse y de amor. Y sobre todo he aprendido que para recibir hay que dar, y que cada día debemos aportar un poco más para recibir, seguramente, el doble. No dejéis de amar porque es la manera más pura de vivir, de verdad.

Y en cuanto a todo lo demás, mi año no ha sido malo pero no ha llegado a superarse como yo me esperaba (expectativas, vaya), así que aunque tengo apuntados 4 propósitos para el año nuevo, en realidad quiero que mi 2018 me sorprenda y me ofrezca posibilidades para jugar a decidir cuál es la que más feliz me hace. Antes de irme, quiero deciros que durante el 2017 he terminado de darme cuenta de que la vida consiste en vivir, en buscar la felicidad y en encontrar una calma espiritual que, cuando la tienes, no sabéis lo bien que sienta.

De todo corazón os deseo que vuestro 2018 esté lleno de momentos impresionantes, que tengáis mucha salud, que encontréis esa calma interna de la que os hablo, que estéis en paz con vosotros mismos y que, aunque a veces todo se ponga en contra, el amor os ayude a superar cada obstáculo que os ponga la vida.

maquillajefiestabueno

La chica de la sonrisa infinita

Navidad para reflexionar

A escasos días de Nochebuena me he visto con la necesidad de contar algo que llevo pensando durante muchísimo tiempo. Algo que quizás no sea lo políticamente correcto pero que llevo dentro de mi y tengo ganas de soltar. Todos sabemos que en estas fechas llegan reencuentros, que son días para juntarse con la familia, para estar juntos, para pasarlo bien, para disfrutar… Pues bien, quiero mostrar el otro lado de la Navidad, esa parte que nadie ve y está ahí.

Para mucha gente lo importante de las navidades es juntarse con sus seres queridos, y está claro, no hay mejor excusa que esa para que todos hagan un esfuerzo y acaben cenando juntos en la misma sala, pero una excusa no sería necesario si pasaras las fiestas con quien tú realmente quieres, y no solo las fiestas, el resto del año en general. Llevaba mucho tiempo pensando que como eso de que ”la familia se elige”, ya estás obligado a soportar y aguantar comportamientos que no son de tu agrado, o a personas con las que no compartes ni la manera de tomar el café, pero no es así. La familia a la que amas lo será para siempre, y compartirás con ella los momentos más bonitos de tu vida, pero la familia a la que no amas, aunque durante toda tu vida delante de su nombre venga la palabra ”primo”, ”tía”, ”abuelo”, ”sobrina”, ”madre”, ”hijo”, ”hermana”, y un largo etcétera de etiquetas, nunca llegarán a ser alguien especial para ti.

¿Por qué no pasar más tiempo juntos el resto del año? ¿Por qué no dejar de esperar a una excusa para verse? Y es más, ¿por qué no dejamos de buscar excusas para no vernos? He decidido que quiero tener a mi lado a la gente que me aporta, y me da igual la etiqueta que venga delante de esa persona, como me da igual que por que tenga una etiqueta esa persona vaya a congeniar bien conmigo. En la vida la gente tiene que sumar, señores, sino esto se convierte en complacer a todo el mundo sin recibir nada de nadie. Quiero que este mensaje, que aunque parece muy obvio aún no está aceptado en esta sociedad, llegue a mucha gente y al menos les haga reflexionar sobre hacia donde van encaminada sus vidas y si realmente pesa más el compromiso que la felicidad.

El otro día vi por Instagram que una chica iba a pasar su Nochevieja con gente que no tenía con quién pasar la cena de Nochevieja, y que al final se habían sumado 10 personas. También he hablado con un chico que no va a cenar con su familia en nochebuena porque tiene muchísimo trabajo y es autónomo, y prefiere cenar en Nochevieja en familia. Un montón de gente se ha ido de vacaciones a lugares paradisíacos con sus amistades a pasar las fiestas. Yo nunca me había planteado que las navidades se pudieran pasar en otro lugar que no fuera con la familia (hasta ahora, claro está), ¿y vosotros?

Con esto no espero que todo el mundo se vaya a pasar las navidades cada uno a su casa, si no todo lo contrario, que cada uno reflexione si donde está y con quién en ese momento, en esa cena, en esa comida, es donde quiere estar REALMENTE.

Espero que paséis unas felices fiestas y os deseo toda la magia del mundo para vuestras vidas.

foto3

La chica de la sonrisa infinita

Aunque te sientas perdido

Me monté en el tren como quien monta a caballo sin silla ni riendas. Me pinté los labios en un intento de hacer más mía aquella situación. Qué duro es salir de la zona de confort, qué difícil es irte con mil ideas en la cabeza pero con mil indecisiones.

Cuando me senté en mi asiento, no tuve otro remedio que sacar mi libreta de notas y coger el bolígrafo de las inspiraciones. Aunque no haya, lo importante es que la inspiración te pille trabajando.

Después de mil tachones, pensé que quizás ya no era apta para eso, que había perdido esa magia de la que todos hablaban. Que después de tanto tiempo uno pierde la chispa que encandila a los demás, y que debería desistir y seguir adelante con mi vida.

Mi ángel de la guarda en ese momento decidió intervenir, y me recordó que el triunfo no viene desistiendo. “Triunfar es el fruto del trabajo, la constancia y la dedicación”- me dijo.

Y ahí me volví a encontrar yo, lidiando con mis pensamientos en un tren abarrotado de gente pero sintiéndome sola, debatiendo conmigo misma ya no si valía la pena, si no cómo iba a hacerlo para LOGRARLO.

20171202_163247

La chica de la sonrisa infinita

CONFIANZA

Confianza: esperanza firme que se tiene de alguien o algo./ Seguridad que alguien tiene en sí mismo.”

Hoy me he levantado con la fuerza que cada día alguien me quiere arrebatar, me he mirado al espejo y me he prometido una vez más que no lo iban a conseguir, porque yo soy más fuerte que todo eso.

Hoy me he levantado analizando que quizás me quisieran hundir, que quizás quisieran hacerme pensar que yo no valgo para todo lo que los demás sí. ¿Qué idiotas, no?

Hoy me he levantado pensando en las veces que alguien me ha fallado, en esas veces en las que el lo siento y el perdón iban de la mano, aunque lo más indicado hubiera sido decir: ”lo siento, pero no lo perdono”.

Esta mañana, justo después de arreglarme y salir a comerme el mundo, me he dado cuenta de que, aunque te fallen, aunque pierdas la confianza en alguien, nunca, jamás, pierdas la confianza en ti mismo.

foto1

La chica de la sonrisa infinita

Estar sin ti

A veces se hace difícil. Otras veces parece fácil, pero cuando llegas a la cama te das cuenta de que no lo es. Algunas veces sabes que va a ser temporal, pero aún así, no puedes evitar echar de menos. En ocasiones se hace insoportable, y es que, estar sin ti no me parece justo. No lo es, cada paso que doy, cada movimiento que hago, cada sonrisa que saco, me gusta que estés ahí. Aunque no lo parezca, pero siempre aportas. Y aportas para bien.

¿Sabes? Muchos quizás no lo pueden comprender. Otros nos tacharán de locos, de estúpidos, de insensatos. Mucha gente pensará que no lo lograremos, pero a mi me da igual, porque sé lo que hay detrás de ti y de mi. Y en medio, y a los lados.

Y es que aunque la gente no lo sepa, estamos hechos de puro amor, de ese verdadero, del que ni se escribe, ni se lee, ni se piensa, tan solo se siente. Ese amor que hace que día a día estemos aquí para conseguir nuestros sueños.

El otro día me preguntaron que si seguía junto a ti. ¿Porqué no iba a hacerlo? ¿Qué le hizo dudar a alguien que lleva tiempo sin vernos que nuestro amor se rompió? ¿Que no había fotos, ni textos el uno hacia el otro? Puede ser. Pero quizás ese es el éxito que tantos buscan, que tantos desean.

Como he dicho al principio, estar sin ti se hace difícil, se hace cuesta arriba, pero no dudes que nos daremos la mano día tras día para conseguir todos esos éxitos que soñamos, a nivel personal como a nivel conjunto. Ya sabemos que no somos tú y yo, sino NOSOTROS.

foto

La chica de la sonrisa infinita