Amor distinto.

Nos conocimos nada más salir la aurora. Nos miramos. ¿Ya me conocías? Aún no lo sabía, no sabía que en unos meses le querría un poco y que cuando pasaran dos años le querría aún más, hasta incluso le llegaría a amar. Empezar por mí y a acabar por ti. Cada día lo tengo más claro. Amor, sí, eso que se define según la RAE como: “Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.´´

Por mi parte pienso, que el amor para cada persona es una cosa distinta, una sensación distinta, que abarca muchos tipos de sentimientos.

Te quiero, sí, lo siento. Siento que no te venga bien, que quizás prefirieses que sea otra persona, que te quisiese alguien más alta, más delgada, una 90-60-90, una que tenga el cutis perfectísimo, una que sea rubia, en vez de morena, o quizás pelirroja. Una que tenga los ojos azules o verdes, en vez de marrones, o quizás negros.  Una que te enseñe a soñar, una que no muerda los bolígrafos, una que cuando te mire no se ría bobamente, una que cuando te mire en sus ojos no brille el deseo de tenerte. Pero, ¿sabes una cosa? He conocido a alguien que me quiere de verdad,  que me ha llegado a apreciar por lo que soy, no por lo que aparento, porque sencillamente, quien te quiere de verdad te quiere por lo que eres, no por lo que aparentas ser, y yo, sin buscarlo, lo he encontrado. A esa persona que me quiere mucho, tanto que me ama, o que ha llegado a hacerlo. La que da por mí sus días, sus ratos libres y los no libres. En definitiva, todo lo que hago yo contigo pero sin obtener resultado alguno. ¿Puedo prometerte una cosa? Siempre estaré ahí, y ya eres consciente de ello. Pero ahora quiero pasar página, quiero envolverme en un mundo distinto, quiero mirarte con otros ojos, quiero mirar a otra persona con ojos de enamorada. Todo lo que hago contigo, con otra persona.

Y es que la vida funciona así, si te quiero y no me correspondes necesito olvidarme de ti, o quizás ir diciéndote cosas bonitas por si acaso me empiezas a querer. Y si te las digo y te sientan bien, juegas conmigo, con mis sentimientos y los lías, y haces que me cabree, pero que me ilusione. Y eso no está bien. Y lo hice con él, con esa persona que lo dio todo por mí, y eso, se llega a pagar caro. Jamás salimos de este círculo vicioso al que lo gobierna el Amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s