La chica de aquella ventana

[…] Cuando me acerqué a la ventana de mi habitación, observé la ventana que había enfrente. Parecía un baño. Se veía la pared de baldosas marrones claras y blancas y un poco de una puerta. De repente, entró una chica en la habitación. Yo me escondí un poco detrás de las cortinas, pero sin dejar de mirarla. No se puso enfrente de la ventana, sino lateralmente. Supongo que se estaría mirando en un espejo. Empezó a sacar pinturas faciales para pintarse, empezó con los polvos y luego siguió con el pintalabios. Al terminar de maquillarse, se peinó el pelo. Lo tenía sedoso y de un color claro, casi rubio. Era liso y con un brillo perfecto. La verdad es que era bastante guapa.

Cuando terminó, salió del baño y cerró la puerta.  “Volverá”-me dije, y me tumbé en la cama hasta que me dormí. […]

Imagen

Anuncios

2 thoughts on “La chica de aquella ventana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s