Una de esas reflexiones que se te ocurren cuando peor estás.

Imagen

 

Hoy toca una de estas dulces reflexiones que tengo de vez en cuando. Ayer estuve en casa de una amiga, quizás de dos amigas, porque tanto su madre como ella me ayudaron hasta el infinito y más allá. Y luego yo, pensando en todas esas cosas que debemos pensar, me di cuenta de que no nos valoramos lo suficiente. En referencia a las mujeres, y como me decía a ella, la vida por suerte ha avanzado mucho y ya no hay esa diferencia entre hombres y mujeres tan drástica como había antes, pero aún nos quedan  los pequeños complejos y el afán de superioridad. No podéis negar que a vosotras os encantan los chapuzas que os arreglen el grifo de la cocina, en vez de intentarlo vosotras. 

Pero todo va más allá de eso, lo que me apetece reflejar en esta reflexión, es que nos pasamos el día leyendo revistas en las que nos dicen como mimarnos, cuidarnos, querernos… Sin embargo, yo en mi opinión personal, nunca hago caso de nada de lo que dicen. Y como me decía esta amiga mía (me lo decía su madre) es que había que labrarse el futuro que una deseaba, y quererse como a nadie hemos querido. Y ya después de ahí podemos querer como a nadie hemos querido. Por lo que se me ocurrió hacer una lista de las cosas que tengo ganas de hacer para quererme más, y cuando las cumpla todas, pues hago otra de regalo. Así, porque yo soy muy chula. 

Y que nadie jamás nos quite la sonrisa, y que nadie jamás pueda decir que no valemos, porque tanto por fuera como por dentro, somos bellísimas. 

Atte. la chica de la sonrisa infinita.

Imagen

Anuncios

4 thoughts on “Una de esas reflexiones que se te ocurren cuando peor estás.

  1. Me encanta el espíritu optimista, entusiasta y sabio de esta reflexión. En momentos bajos, a todos nos vendría bien releerla.

  2. Ojala todas tuviéramos ese espíritu. Yo te animo a que cuando tengas un altibajo, en el momento bajo tomes impulso en mí y en todos los que te queremos tanto. Un fuerte abrazo.
    Gloria

  3. Cierto,quererse a uno mismo permite querer y hacer feliz a los que te rodean. Sigue siempre así, con seguridad en ti misma.

  4. Me costó mucho de chaval llegar a esa reflexión. Cuántos sufrimientos pase y me hicieron pasar! Solo salí del hoyo cuando decidí valorarme. Mi vida cambio. Y aquí estoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s