La mano que me agarra.

Amar es como el agarrar de las manos. Necesitamos dos manos que quieran agarrarse. Podemos agarrar la mano de alguien pero sin embargo solo una mano que quiera agarrarse, comprometerse a no soltarse, y entonces entrelazas los dedos con dificultad, porque la otra mano no desea agarrarse. Puedes dejar tu mano cerca de la otra pero aun así jamás se sentirá calor entre ellas. Las manos que quieren agarrarse se deslizan, bailan y danzan los dedos entrelazados, se siente calor y presión leve entre los dedos y transmite seguridad. Los dedos acarician y las manos se sellan como candados con llaves perdidas. Las manos que quieren agarrarse, son como las personas que quieren amar. Las dos manos están de acuerdo en que quieren amarse.

Imagen

Anuncios

Un comentario en “La mano que me agarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s