Todos tenemos una parte frágil

Me apetecía escribirte y decirte que todo marcha bien por aquí. Que en mi corazón ya no hay heridas, que se ha alojado una sonrisa que dudo que se vaya. Hoy es un día de esos que quizás no signifiquen nada, pero he aprendido a valorar también los días que no marcan una fecha concreta. En resumen, a valorar día sí y día también. Todo por aquí ha cambiado, a mejor y a peor, pero seguimos al pie del cañón, como siempre. Cada día cumpliendo metas y superando retos. Ahora estamos aprendiendo a vivir, aunque sea difícil. Bueno, siempre dicen eso de ”es ley de vida”. Empiezo a detestar la manera en la que se cumplen siempre esas leyes de vida. Quizás es tarde para escribirte, aunque siempre te tengo en la mente. Sí, sé que me he encogido de hombros resignada, qué le vamos a hacer. Hay veces que es necesario intentar parar el tiempo, va demasiado rápido. Todavía es todo demasiado intenso, a pesar de que pase el tiempo. Hay momentos en los que tus palabras servirían para calmarme. Yo me las invento y las pongo en tu boca, pero no es lo mismo. La vida nos hace a las personas que hemos sido débiles, fuertes. Aunque una parte de nosotros siga siendo frágil.

dibujo

Anuncios

2 comentarios en “Todos tenemos una parte frágil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s